Nuevos Módulos IVA

El pasado 1 de septiembre se produjo el cambio en el tipo impositivo del IVA, recordemos que el tipo general pasó del 18% al 21%, y el reducido del 8% pasó a ser del 10%. Sin embargo aún quedaba por definir cómo iba a afectar este cambio a las actividades acogidas al régimen simplificado de IVA, es decir los famosos módulos de IVA.

Además ciertos productos y servicios que venían tributando al tipo reducido del 8 por ciento han pasado a hacerlo al tipo general del 21 por ciento: los servicios relacionados con la práctica del deporte y los servicios de peluquería.

El 22 de octubre se completó el proceso de cambio,  con la publicación de la Orden HAP 2259/2012, en la que se recogen los nuevos módulos de IVA a aplicar a este régimen simplificado. De esta forma los tres primeros trimestres se habrá declarado conforme a la Orden EHA 3257/2011, y el último trimestre se liquidará según la nueva Orden HAP 2259/2012.

  

Hacienda deja la puerta abierta al contribuyente para que efectúe una renuncia extraordinaria al régimen simplificado desde el día siguiente a la fecha de publicación, es decir desde el 25 de octubre y a lo largo del mes de noviembre de 2012, esta renuncia tiene efectos:

  • ·    Con fecha 1 de octubre de 2012 a efectos de IVA
  • ·    Con fecha 1 de enero de 2013 a efectos de IRPF (Estimación objetiva)

Recordemos que el proceso normal de renuncia se realizaba durante el mes de diciembre anterior al año en que debiera surtir efecto.

En caso de acogerse a la renuncia, la situación será la siguiente:

Por tanto en caso de renuncia extraordinaria al régimen simplificado, los tres primeros trimestres se liquidarían en el régimen simplificado y el último trimestre de 2012 por el régimen general. Por este motivo la Agencia Tributaria ha previsto una declaración-liquidación final «Impuesto sobre el Valor Añadido. Régimen general y simplificado» (modelo 371) declarando:

En el apartado «Actividades en régimen general» las operaciones relativas al cuarto trimestre de 2012,

y en el apartado «Actividades en régimen simplificado» la declaración-liquidación final relativa al régimen simplificado correspondiente a los tres primeros trimestres de 2012.

                    

Con estos procedimientos el sistema en su conjunto estará adaptado al incremento en los tipos impositivos, ahora tan solo resta la parte más complicada que no es otra que hacer frente a los pagos, que en concreto en el modelo 371 se efectúa en plena cuesta de enero del uno al veinticinco, del próximo año. Esperemos que contra todo pronóstico el próximo año repunte la economía, en cuyo caso será “más fácil” liquidar los impuestos.

María Escribano Navas